Archivo | Libros RSS feed for this section

Cronograma de escraches en la feria del libro

27 Abr
Diversas organizaciones, por diversos motivos, bajo diversas consignas e ideales y con diversos métodos, planean diversos escraches en la Feria del Libro.  Para no quedarse afuera, he aquí el cronograma para el día 01/05.

16.00  Ruso Rodríguez – Organizado por la Asociación de Personas contra el apodo de Ruso

17.00 Ciruelo – Organiza la Federación Inernacional en pro del consumo de Naranja 


17.00 Canela – Organiza la Banda de la calle Cinnamon


17.30 Martin Redrado – Organizan diferentes organizaciones K


17.30 Juan Sasturaín – Organizan los que queden afuera del de Redrado


18.00 Mariana Lestelle – Organizan La barra del furla (Boedo) Las nenas de Sandro-Lectores de la THC – Grupo de Tareas de cirujanos plásticos


19.00 Luis Majul – Organiza La barra de Víctor Hugo – Todos los giles que pagaron 75 mangos por el libro


19.00 Marcos Aguinis – Organiza lo que quede de la de Redrado


19.00 Jacobo Winograd (no es joda) -Organiza la Asociación de Tigres de Bengala de los medios (Se espera alta concurrencia)


20.00 Adrián Paenza – Organizan profesores de matemática de escuelas primarias de La Matanza


20.30 Ernesto Ténembaun – Organizan los que hayan aguantado lo de Redrado y Aguinis + La Federación Argentina Contra Aquellos Comunicadores a los que no se les Entiende  Cuando Hablan (FACACECH)


20.30 Bernardo Stamateas – Organiza gente honesta


aclaración: Este blog no promueve los escraches




Anuncios

Atención ñoños: cierra Camelot

20 Ene
El refugio de diversas clases de geeks, nerds y popularmente conocidos ñoños, cierra sus puertas.  Hoy por hoy, pareciera no haber ningún tipo de oferta que pudiera hacer que el diminuto local atiborrado de tesoros de diversas franjas de adolescentes y no tanto, permanezca abierto. 
Camelot lleva en la Avenida Corrientes 1388 alrededor de 16 años, a los que hay que sumarle unos 4 más de vida que tuvo en la avenida frente a la cual está hasta hoy.
Por esto, hasta el día 31 de enero (fecha designada para el cierre) desde el blog, afirman que habrá importantes descuentos de hasta un 50% en diversos productos.  Previo vistazo de las instalaciones, podemos afirmar que el hecho de que publiciten promociones no indica exclusivamente que haya artículos a precios accesibles para el bolsillo común, aunque tal vez sí lo sean para el bolsillo ñoño.
Es por ello que desde el día de la fecha hasta el mencionado 31, se esperan importantes aglomeraciones de personajes freaks en busca de las promociones que se mencionan.  En todo caso, es el momento ideal para tunear correctamente el paragolpes y avanzar a 5ª.

Feria del libro (sin Fernet)

7 May

Tras 5 años de ausencia volví a encontrarme con la Feria del libro. De la misma manera de siempre, día domingo, pasadas las 18 horas, con la idea de que el muchacho Gustavo Sala estampe un dibujo en el libro Bife Angosto.

Caminé por entre los stands, sintiendome algo mareado, la cantidad de ideas buenas que había por ahí abrumaban mis bolsillos de la cantidad de pesos que, sentía, se sumaban en el ambiente.

La ausencia más que notoria de los puestos de Fernet, me encabronó un poco, para qué negarlo. Durante los años que fui sin interrumpir el paseo, había logrado descular el complejo sistema al que debía acostumbrarme para salir de la feria, no sin bolsas llenas de historias para desarrollar la mente, pero sí con la mente tambaleante. El puesto que estaba en la entrada de lo que se conoce como Salón de descanso, era el más concurrido. Largas colas se organizaban para esperar el momento en que las promotoras nos permitiesen tomar uno de los vasitos de plástico con Coca-Fernet o Spite-Brancamenta. Pero siempre los vasos con menos hielo solían volar antes, claro está. El truco era agarrar los que estaban en las esquinas más próximas a la pared, ya que a ese punto, los vasitos contenían menos coca, menos hielo y más bebida alcohólica. Pero no era el mejor punto del plan, sino que éste consistía en ubicar rápidamente el segundo puesto, en el área de comidas. La sincronización de los movimientos nos permitía entonces, caminar el trayecto entre un puesto y otro, tomar el primer trago y llegar, tras 15 minutos (reloj) al puesto que recién comenzaba a permitir la degustación. El tiempo se repetía si uno quería un tercer fernet, debía volver sobre los pasos hacia el puesto primero.

No creo que después de tanto tiempo, con más años encima, hubiese aguantado la debacle que solía devenir tras la seguidilla de letras y Fernet con Coca. Y en este caso me fue beneficioso.

A la sexta ronda ya se me hubiera vuelto difícil encontrar el camino entre puesto y puesto, lo cual me hubiera dejado con muy mal humor. Y para colmo hubiera encarado a los gritos a alguno de los firmantes, en particular, a Guillermo Salatino, por querer hacerme comprar un libro sobre Racing para que me estampe una firma, y aproveche uno de los pocos momentos en que está en el país y no lo escucho por radio comenzando sus columnas diciendo “estoy en Paris”; “estamos en Miami”; “acá estamos en Wimbledon”.


Salata firma un libro

Pero la cosa iba más allá. Me encontré con que Sendra también firmaba libros. Ya más acorde a mis gustos, al tema de las historietas, me dispuse a gastar mis únicos $25 en uno de sus libros y llegé al último lugar de la fila a esperar. Delante mío, una señora, paqueta, se jactaba de tener un hijo periodista deportivo que trabajaba en Fox. No contenta con su ejemplar de “Yo, Matías”, pidió un papel “para que mi hijo lo cuelgue en un cuadro”, y tuvo la gran idea de comprar una agenda Los Simpsons (en oferta) para que “me haga el dibujito de Homero”… y, no conforme, preguntó a una vendedora si “¿me hará a Gaturro?”.

No me pregunto si hubiera golpeado a la señora luego de algunos Fernet, sino que me pregunto cuántas veces hubiera hecho estallar su pequeño cerebro contra uno de los mostradores.

Sendra espera que lo joda la vieja hinchapelotas

En definitiva, la decepción que me traje conmigo luego de la ausencia de Fernet, no fue exclusiva. Dispuesto a comprar un pancho en la puerta de la Sociedad Rural, encontré la imagen familiar del hijo, pidiendo a la madre que extraiga un Fernando de la máquina expendedora.

-“No, mamá, quiero Fernando!”
-“Pero te digo que no sé qué dice, no sé leer!”

Ver para leer en el Parque Lezama

4 Feb
Hace rato no veía el programa de Sasturain. Lo agarré al final, no sé si serán repeticiones o no, pero el programa trató sobre el humor en los libros y la trama del capítulo era que un payaso quería salvar la biblioteca del barrio y juntaba firmas. Para ello recurrió a Sasturain, quien le propuso regalar a los integrantes del plantel circense un libro a cambio de que firmaran el petitorio. Para arreglar ello el escritor le pedía al payaso que le explicara las características de los demás y así saber qué libro regalar a cada uno.

Esta tarde me fui a caminar por el Parque Lezama. Hay una feria que no llega a ser de artesanías, hay ropa usada, alguna tejida, juguetes viejos. Entre todos los toldos verdes hay un puesto de libros. No hay gran variedad, pero por curiosidad me quedé un rato mirando alguno que había interesante. En eso llegó una mujer que de entrada explicó al puestero su situación:

Señora: Qué tal, quiero comprar un libro para regalar pero no tengo idea de libros.
Puestero: Muy bien, señora, digame para quién es.
Senora: Es para un sobrino que cumple 40 años.
Puestero: Muy bien, digame, entonces, ¿Cómo es este sobrino?
Señora: Y, es un hombre alto, morocho…

Puestero
: Pero su personalidad, dígame a ver si la puedo ayudar a elegir.
Señora: Y, es un muchacho reservado, habla poco, se separó hace dos años y no habla la verdad, uno nunca sabe si está bien o mal, pero es macanudo, le gusta reirse y pareciera que pasa tranquilo, nunca se lo ve triste pero no es tampoco el alma de las fiestas…
Puestero: …
Señora: …
Puestero: …
Señora: …
Puestero: Bueno, tengo el último de Paulo Coelho que seguramente le va a gustar.

No sé si es exactamente así como funciona la cosa, no sé si el tipo tenía idea de algo o si dio justo en el clavo y eso dejaría más que en evidencia mi total ignorancia respecto a este tema como a cualquier otro que se me pueda presentar. Pero me pareció medio ladri lo del puestero.

Harry Potter Potter Harry Porry Hatter

26 Jul

¿Por qué la editorial tarda tanto en traducir un libro que un blogger puede terminarlo en un par de días? Harry Potter & the Deathly Hallows ya fue traducido entero en http://harrypotterenespanol.blogspot.com como por arte de magia. Como la magia de los números que seguramente han triplicado ya ese ridículo gasto de seguridad para no adelantar nada sobre el final. No es que no querían adelantar argumento o algo de eso, no querían que se supiera el final. Por más que aquellas personas realmente interesadas en saberlo hubieran ido a comprar el libro de igual manera.

He leído los libros de Harry como también visto las películas, sin embargo decidí por mi bien quemar este libro en el blog antes mencionado, para evitarme esa paranoia loca que parece imponerte el mismo mundo. En algunos foros aquellos que han terminado de leerlo, ya se manifiestan vacíos, como si algo les faltara, como si hubieran perdido algo que los movilice en sus vidas. Siempre hubo una cierta teoría sobre lo bueno que era para los chicos leer, pero esta saga ha hecho de esta saludable práctica un vicio como cualquier otro al que estamos sujetos.

La mina se tomó su tiempo, hubo un momento (entre el cuarto y el quinto libro) que se nota que no se le caía una idea, o que estaba recopilando fan fics para sacar lo mejor de cada uno. Convengamos que es una buena historia, un buen mundo creado que se deja de lado en el quinto libro y que empezó medio a los tumbos desde entonces. No hay lugar donde no se hable de algo sobre Harry Potter, o los libros, o las películas o el actor, o Rowling y sus millones, o la huída de accionistas que preveen en Scholastic luego de amasar lo que todavía queda.

No es gran literatura, parece no ser solamente para chicos, y abarca en todo márketing posible. Es uno de los pocos casos en el que el que mucho abarca mucho aprieta. Las películas mucho menos son grandes peliculas. Comenzó siendo una idea, un pasatiempo tal vez, un libro, hoy es una impresionante máquina de facturar. Es así, Beckham no es un gran jugador de fútbol, pero es de los que más facturan. El fútbol le permitió eso. ¿Podrá ser entonces que la cultura a partir de ahora permita lo mismo? Orlando Barone en su carta abierta dijo: “Antes los escritores se ufanaban de renunciar al éxito y al dinero porque aspiraban al prestigio literario. Creían que todo junto era imposible sin rebajar la cultura. Ya no: escritoras como J.K Rowling aspiran a las tres cosas”.

No hay nadie de todos los que están involucrados en la repartija Potter que no recuerde los días de hoy y se diga a sí mismo: “Todo iba bien.”