Archivo | agosto, 2013

Daniel con pelota dominada

16 Ago
Daniel no era un buen pibe. Era de esos pendejos que se creen más de lo que son, como si decir “paja” o “guasca” lo transformasen misteriosamente en un adulto.  No recuerdo su segundo nombre (tal vez era Daniel) pero sí recuerdo aquella vez en que, jugando a la pelota en el patio (tal vez una hora libre), venía con la bocha dominada.   Sigue leyendo
Anuncios