Archivo | marzo, 2011

Japón: Tsunami, los medios y la verdad

15 Mar
Los desastres naturales provocan el miedo a aquello que el hombre no puede controlar. Ocurrió con el terremoto y Tsunami en Chile del 27 de febrero de 2010 y se repite con lo acontecido en Japón.  Las imágenes caseras filmadas con celulares y cámaras son furor en youtube, y también lo son en los canales de noticias. A esta situación de desastre, se sumó el protagonismo de las centrales nucleares, otras palabras que parecían haber quedado en el olvido del diccionario de principales miedos mundiales.


La rapidez con que se movieron los acontecimientos fueron en paralelo con la ola que arrasaba a 800 km por hora.  De este modo, a primeras horas del día se podía escuchar a algunos conductores de noticiero, realzar la eficacia del país nipón al haberse registrado solamente 64 víctimas fatales. Al día de hoy se contabilizan en más de 5 mil. Pero son los llamados “riesgos del vivo”.

Lo que sigue es las enormes consecuencias que se producen en la población, en la economía y en el ánimo mundial. Testimonios como el de la periodista de TVE, Almudena Ariza, desde Japón bajo el título Alerta nucelar y réplicas en Japón reflejan una realidad con tan sólo leer el título. Sin embargo, la situación también contrasta con lo que se puede revisar en El blog de Ikusuki o en la entrada de Frikis. net titulada ¿Japón sumido en el caos?

Ambas visiones no tienen por qué sentarse en la vereda de lo falso y verdadero, si bien parecen antagónicas, cuentan situaciones que sin duda se viven allí.  Esta situación (así como los links presentados) están muy bien explicados en La Arcadía de Urías

Ahora bien, el punto nuevo en esta situación (relativamente) es el protagonismo de la cuestión nuclear. Tras dejar de lado la situación en sí, por la cual es inevitable sentir temor, surgen quienes aprovechan para dar a conocer sus argumentos contra estas prácticas. Es el caso de Greenpeace y el artículo Falta información sobre catástrofe nuclear en Japón.  Y para contrastar, se puede también leer el blog de Arturo Quirantes, en el que se traduce un artículo del científico Oehmen,  Por qué no me preocupan los reactores de Japón.

Bajo estas lecturas, uno puede desarrollar un sentido crítico y tomar conciencia de a qué se enfrenta también en el momento de informarse. Ninguno de estas notas pretende desautorizar por completo al otro (al menos esa es la intención del autor de este blog).
Entre todas esas posibles lecturas, una vez más, solamente se puede manifestar estupefacción ante imágenes como la siguiente.  

Leyendas Urbanas Apócrifas II – El Paro de Portaleros

1 Mar
La volatilización del mercado laboral derivó en el surgimiento de profesiones y empleos que son difíciles de explicar. Si alguna vez alguien les dijo que trabaja en una “Auditoría de comunicación”, esto no es que se la pasan haciendo auditorías contables de diferentes departamentos, sino que se dedican a leer/escuchar/ver distintos medios de comunicación para completar una base de datos que permita a potenciales clientes conocer si se ha hablado o no de determinado tema.
Entre los distintos medios, los portales de noticias web son una estrella que, aún hoy en día, no ha alcanzado el nivel masivo en el inconsciente colectivo (tales como radio y tele), pero son los medios que mayor consumo representan en la actualidad. Por ende, el tener una persona revisando portales todo el tiempo resulta, casi, imprescindible.  El punto es ¿qué pasa cuando ese trabajo no se realiza? Pues bien…
Se dice que todos los años, a mediados del mismo (en un lapso que puede ir de abril a septiembre, aunque muchos afirman que en realidad puede ocurrir entre febrero y noviembre) hay una jornada en la que los ávidos clientes no reciben la información que tanto desean. Este fenómeno se produce por diferentes factores, que resultan complicados de rastrear para quien no puede dar con un “portalero” en su recorrido periodístico.  Entre algunas de las opciones figura el hecho de que Infobae.com quita la hora de sus notas, con lo cual se dificulta el trabajo. Otra es que El Argentino se reinventa a sí mismo a diario al publicar las mismas notas de la mañana con distinto horario.

Una de esas jornadas es marcada por un blanco total de noticias proveniente de sitios. Se dice que en cada lugar, los posibles clientes están atentos a ello, incluso lo esperan con ansias. La falta de noticias en sus mails repercute en una sensación de que “ta todo bien” y suelen irse temprano en dicha jornada, a tomar una Quilmes negra en algún bolichito de San Telmo, mientras se quejan del ínfimo acompañamiento de maní que suelen hacer en algunos lugares.  Si bien tienen conciencia de que dicho momento se explica en el reclamo justo de un sector del mercado laboral que es confinado al más oscuro rincón dentro del mercado. Sin embargo, el SUSNoPo (Sindicato Único de Subidores de Noticias de Portales) aspira algún día a conseguir el apoyo de los llamados “cableros” y, más aún, de los “radio y televisioneros” para que el justo reclamo con que cargan, se haga luz en una sociedad dormida.