Archivo | octubre, 2008

25 añitos

30 Oct
Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.

Nelson Mandela

Creo que, al menos que recuerde, es la primera vez que los medios rescatan tanto la figura y el acontecimiento político en sí. Si bien es más probable que todo responda a que probablemente cuando se cumplan 30 años el Raulo no va a estar físicamente (o que al menos esto tengan en cuenta varios), pareciera una necesidad recalcar su figura, en el sentido de que se necesita un busto. Hace falta alguien, que represente, mal o bien, los últimos 25 años de historia. Porque no hay. No tenemos un político que pueda ser indicado como referente, como una voz autorizada a la hora de dar una opinión. Remarcar a Alfonsín sin mencionar las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, es casi imposible, y en ese mismo marco es difícil pensarlo como referente. Del mismo modo, se encuentra en muchos medios la particularidad de hacer mayor hincapié en el Juicio a las Juntas. Lo triste es que el marquito que se pone alrededor de la figura de Alfonsín, es por la impresentabilidad de quienes vinieron después. La Democracia pareciera debernos varias todavía, pero empezar por reconocerla en alguna figura, puede ser algo importante.

Por mi parte, llevaba dos años encima corriendo por la 9 de julio, entre gente que me miraba como alguien que iba a vivir en Democracia.

Anuncios

Y ahoooora, y ahoooora…

29 Oct

Dentro de la pasión, en ese pequeño orgullo que tenemos en el pecho cuando se disputa un partido de fútbol, con la selección argentina como protagonista, nadie puede negar que Maradona estaría bien designado como Director Técnico. Dentro de la razón, puede haber algunos peros, que no terminan de desplazar la sonrisa que se nos pudo haber dibujado a todos los que queremos volver a dar una vuelta olímpica, y los que sueñan con verla por primera vez. Porque Maradona es eso, dentro del fútbol, es símbolo de éxito, de lucha, de garra, de buen fútbol, de salir a ganar conociendo todas las piedritas del potrero.

Sin embargo, desde la primer etapa de Basile hasta ahora, algo nos ha caracterizado, el putear a un técnico. ¿Cómo hacemos ahora para eso en la primer piedra que se tropiece? No, mejor no pensar que eso puede ocurrir, mejor nos dejamos en la cabeza la misma sensación que se nos dio en el estómago, esa cosa acá que sube y baja como decía Panigassi, pero no como mal síntoma. Ahora quiero ver a esos que van nada más que para putear a un DT. Le pasó a Basile, a Passarella, a Bielsa, y a Basile de vuelta. Me pregunto si los periodistas deportivos se van a animar a decirle a Maradona lo que hace mal, me pregunto si mantendrán esa postura de cancheritos los muchachos de Fox, ante el máximo ídolo de este deporte. Algunos hinchas ya aventuran situaciones y frases para explicar lo que no esperamos que pase. Por algo se rodeó de un mediocampo combativo, Batista, Enrique, Troglio. Ante la primera de cambio: “Y qué querés, si le armaron un cuerpo técnico lleno de troncos”

Pero una perspectiva derrotista, con un técnico que debajo del saco y la corbata, tendrá puesta la número 10, es difícil de imaginar.

No se sabe, cuando te están sacando la foto…

23 Oct
Un ingeniero sonriente que realizó viajes por todo el mundo y no tuvo mejor idea que conformar un álbum de fotos digitales en internet, fue brutalmente asesinado luego de un asalto. Era habitante de San Isidro. ¿Algún dato más faltaba para que los medios se agolparan durante, hasta ahora, dos días alrededor de la noticia y exigir medidas demagógicas e ineficientes? Digo, en países donde se bajó la edad de inimputabilidad, no hubo mejorías, la cosa es más profunda. No hay que desacreditar a las víctimas, con toda la bronca y dolor sufridos, pero el dolor no habilita para pedir penas. Cynthia García, periodista de Radio Continental, estudiante de Abogacía, dijo que “no se puede realizar una consulta popular sobre temas de naturaleza penal”, citando también a un diputado. Las mejoras propuestas por Blumberg en su momento, apoyado por cientos de miles de velas, no ayudaron mucho. La gente de San Isidro reclama, seguro con motivos válidos, que la Gendarmería los abandonó a su suerte, dejando la Villa la Cava. Sin embargo los mismos vecinos afirman que las muertes y asaltos vienen de hace más de un año. Y uno también puede reclamar que los gendarmes estén en la línea Sarmiento, que es donde iban a estar. ¿No se puede por qué? ¿tienen más derechos por vivir en zona norte? ¿Acaso los chicos que asesinaron al Ingeniero son de la Cava¿ ¿O fueron detenidos a varios kilómetros de San Isidro? Evitemos que esto entre a ser una guerra idiota clasista. Inseguridad hay en todos lados, es cierto. Es mayor que antes, es cierto. Es por el vaciamiento y pérdida de valores que se generaron durante los ’90, en un gobierno que la sociedad votó a cambio de Miami y espejitos de colores, también es cierto, porque los que hoy matan sin importarles nada, crecieron viendo la vida miserable que eran obligados a vivir. Esto no hace que haya víctimas mayores o menores, todos somos, y no solamente de este tipo de inseguridad. La imputabilidad se puede discutir, pero no como una medida única y salvadora, debe ir acompañada de toda una política de estado, que tienda a seguridad y educación.

Una respuesta para trabajo de facultad, un domingo después de la medianoche

20 Oct

6) Analice en qué otros casos, además de las campañas electorales, los medios de comunicación son utilizados como medios propagandísticos. Ejemplifique.

Tal como se menciona anteriormente, hay una fase conocida como precampaña. Dicho período de tiempo puede ser cualquier momento, siempre hay un gobierno que intenta mantenerse en el poder (mucho más desde la reforma de la Constitución del año 94, que posibilita la re elección) y una oposición que busca conseguir el voto popular. Desde dicho momento, la campaña pasa a ser siempre. No hay momento del año en que no veamos por televisión, o escuchemos por radio, acontecimientos o noticias bañadas en subjetividad. Tal situación también es posible gracias a los intereses que forman parte de las ideologías de hoy en día. Anteriormente mencioné el caso de CQC, pero no representa lo que es parte de un multimedios, en los que las líneas editoriales se ven plasmadas en la manera en que se encaran las noticias. Pero esta manera de informar o de comunicar, ya es algo que quedó fuera del exclusivo ámbito de la política, ha ido mutando hasta formar parte de diversas situaciones que pueden no tener que ver con un gobierno o partido político. Se puede ver, sin ir más lejos, en el fútbol. Me permito citar un ejemplo, el cual no busco que sea rebuscado. River Plate tiene un presidente que, debido a diversos fracasos deportivos, ha sido puesto en el ojo de la tormenta por parte de un grupo opositor, entre los cuales estaría el empresario Daniel Hadad, dueño de, entre otros medios, el canal de noticias C5N. En los días en que el club River perdió un partido importante, se puede ver en los móviles del canal, la animosidad de buscar a los hinchas en estado de efervescencia calentura, para que digan, entre otras cosas, que el presidente debe irse porque la situación no da para más. Es tan solo un ejemplo. Del mismo modo se puede apreciar en cuestiones más banales, como el programa Showmatch, donde compiten diversas parejas tanto de baile como patinaje sobre hielo, canto o, tal vez próximamente, apasionantes campeonatos de truco. Según las conveniencias en cuanto a los números del rating, se puede ver cómo se da más aire a distintas figuras (aunque me vea sumamente tentado a encomillar la palabra), tanto en ese programa como en cualquier otro que pueda pulular en situaciones bizarras. Está claro, es una propaganda albo bastardeada, así como muchas otras palabras que encuentran en este párrafo una desubicación tal a la que podría demostrar Emmanuel Ortega en un recital de Almafuerte, pero no deja de ser algo, una manera de meter cierta forma de propaganda, mucho más aggiornada a la sociedad actual. Pero volviendo a temas de mayor importancia (de los cuales nunca me tendría que haber corrido), se puede ver que las ideologías no siempre son en campaña. Otro renombrado caso de esta situación, es en lo que fue la llamada Lucha contra la Inseguridad, con la participación cúlmine del mal llamado Ingeniero, Juan Carlos Blumberg. Parte de la clase alta de la sociedad, su hijo fue víctima de un secuestro y asesinado por los captores. Sin dudas una noticia llamada a conmocionar en la gente, pero no como cualquier otra, no como otras desapariciones o muertes anteriores, en situaciones similares o incluso, mucho más sanguinarias. Este era un caso de un hombre que era profesional, cuya fotografía del hijo mostraba un joven pulcro, correcto, un modelo para los parámetros televisivos. El pedido inicial de justicia del padre de Axel, llamó a encolumnar una fila interminable de gente que reclamó justicia, seguridad, cárcel, bala, uniforme, botas y culminó con una multitudinaria marcha en el Congreso, y el pedido de que los Diputados y Senadores aprobaran una serie de cambios en las leyes. La carrera mediática en la cobertura de este acontecimiento arrancó tibia, y fue mucho más allá de la pura cobertura de un hecho trágico. Sin la incansable aparición de Blumberg en los medios, no hubiera sido posible esa situación, como tampoco pudiera haber sido posible su candidatura política, de la mano de Jorge Sobisch. Por último puedo mencionar el caso Cromañón, que conlleva tantas aristas que es imposible pensar en ennumerar todas. Pero es un caso donde no hay un debate presente, algo necesario, hay solamente pistas, datos, depende de quién los brinde. Vuelvo a citar Caiga Quien Caiga, programa en el cual, en uno de sus últimas ediciones (en la semana previa al comienzo del juicio) dio detalles de la cantidad de entradas vendidas esa noche y las que se vendieron en recitales posteriores del grupo Callejeros. Además demostró que el grupo sacó un disco luego de la tragedia y mostró la cantidad de copias vendidas, demostrando que el grupo había lucrado con lo ocurrido, una idea que el conductor e ideólogo del programa, Mario Pergolini, ya había dejado trascender anteriormente en su programa de radio, alineándose a una idea común entre los grupos más importantes del rock nacional (o algunos de ellos), ámbito al cual Pergolini ha pertenecido siempre. Dicho informe no hace más que querer inclinar a los televidentes, muchos de esos seguidores de esa banda, a ver determinada realidad crítica hacia con el grupo. Misma maniobra hizo, apenas días después de aquél 30 de diciembre de 2004, el noticiero de América TV, editando el video en que el gerenciador de Cromañón, Omar Chabán, promocionaba el boliche de una manera artística e irónica. Utilizaban la ironía para destacar la ambición empresarial en la que se ha hecho hincapié para destacar la irresponsabilidad que corresponde a Chabán. Aunque de una forma poco limpia, exagerada (un factor que Bourdieu también destaca en su ya citado texto).

Como he intentado mostrar, las propagandas se ven en mucho más que en campañas electorales, o bien éstas se han ampliado a cualquier momento. También se ve, aunque no sea en situaciones estrictamente políticas, que se busca manipular la elección del televidente, aún en cuestiones mucho más superficiales.

Siempre estuvo cerca

16 Oct

La ciudad es porteña, tal vez de ahí la rara sensación de estar cerca, cuando en realidad no es así. Se recorren las mismas calles, mismas peatonales que se cruzan en Microcentro, mismos locales imperialistas que venden sus ricos y cremosos helados de máquina. Mismos chicos que caminan semidescalzos, con el mundo que los empuja a seguir siendo pobres para siempre, y que crecen bajo la consigna de pedir una moneda, porque para lo demás se nos cerraron las puertas (nos cerraron las puertas). El boulevard ameniza un poco la sensación de ciudad cerrada, e imita una ciudad costera de esas que se atiborran en enero. La costa llama a tirarse de cabeza desde lo más alto del monumento a la bandera, icono mucho más agradable que el obelisco. Como mínimo más imponente.


Más allá de todo eso, hay algo, ahí, en el aire, entre el viento. Algo. Todo siempre depende de uno, de cómo haga el viaje, con quién, bajo qué contexto, en ese sentido podría encontrar una explicación a lo bello que encontré todo. Pero hay algo. Se nota. Es imposible describir. Hay algo escondido, uno pasa cerca de la costa e Inodoro te sopla una frase al oído. Aunque no se escucha, va directo a una parte del cerebro que te provoca sonreír, respirar.

No es extraño que uno quiera que Rosario esté tan cerca.

No obstante lo cual…

8 Oct
Cada tanto surgen esos temas en Boca, el plantel, la interna, que uno dijo tal cosa, que el otro respondió tal otra. También pasa en River, pasó en Independiente, hasta el hartazgo en Racing. Pero Boca tiene esa cosa, esos cententenares más de números vendidos, esa soberbia de los periodistas deportivos que aprovechan para hablar de algo que en realidad no tendría que interesarles, pero lo hacen con aires de superadores comunicadores de una realidad. Tal como un chusmerío barato, de cosas baratas, boludeces. En todos los laburos que pude conocer, en todos los compañeros y amigos que tengo, que laburan en lugares con otras personas, se dan estas cosas, siempre uno habla de más, siempre uno te tiene bronca, siempre uno tiene chapa de ser un buchó, siempre hay un forro cara de orto. Va a pasar siempre, pongan 40 personas en una pieza y transmitan por tele (¿Ah, cómo? ¿ya lo hicieron?) y van a ver que pasa lo mismo. Y no me refiero a que se van a pelear, me refiero a que pasa lo mismo, van a salir giles todo el tiempo contando pelotudeces por televisión, aprovechando que un centenera de idiotas se interesan en eso. Y no, no quiero elegir entre eso o Cumbio, la tele es otra cosa. El tema es que el periodismo parece que no, parece que al fin de cuentas es eso.

Al fin de cuentas uno no puede ocultar colores, como decía Pappo: “No obstante lo cual, me sigue gustando el cabaret” y “sigo siendo bostero, porque a Boca lo quiero”, más allá de cualquier gilada.

(Nota escrita luego de escuchar toda la tarde dos programas de radio que al mismo tiempo hablaban del mismo tema)

Llorar

6 Oct
Llorar es un sentimiento demasiado cercano a todos. Los llantos de alegría no están permanentemente en el recuerdo como sí los otros, más amargos, sin siquiera edulcorante. Las lágrimas derramadas de chicos nunca son en vano, representan incluso posibles valores de grande. Dentro de eso, en una charla algo reciente, recordé haber visto Trapito, haber leído los cuentos de la Selva de Quiroga (en esta charla el punto era el cuento de los cachorros de coatíes y el cachorro de humano) y también Bambi. No leí ‘Mi planta de naranja lima’, lo cual tal vez me hubiera llevado a la lágrima. Bambi y Trapito no lo hicieron, de hecho no tengo recuerdo más que el de haberme aburrido. Sin embargo mencioné, que en mis 10 años de edad, me vi sentado en la mesa con mi viejo y mi hermano, teniendo enfrente de mí, la pantalla del televisor pasando la película Romero, con el ya extinto Raúl Juliá. Recuerdo claramente que terminó la historia, cuando empezaron los títulos, me levanté de la mesa, me fui callado hacia mi cama, me acosté boca abajo y lloré. No creo que haya sido el primero, pero era un llanto amarguísimo. Mi viejo vino atrás mío y me trató de hablar, aunque no pudo decir mucho. Creo instalé algo que es cotidiano, esa impotencia, ese deseo de que algo sea distinto y que está tan lejos el poder maniobrarlo. Y eso sin haber sido un defensor de la Iglesia o algo por estilo, (por la situación de sacerdote del protagonista, aclaro) Hoy por hoy, por lo que sea, encuentro que no tengo demasiado de eso, aún al ver documentales y programas sobre épocas nefastas, tengo la sensación, la bronca, las ganas de cambiar, de mejorar, el sentimiento de rebeldía (algo más viejito), pero no tengo lágrimas para ello. Tal vez por eso me sea de utilidad leer ‘Mi planta de Naranja Lima’.